Posteado por: Arianna Bañuelos | agosto 20, 2010

Cosa extraña

Nunca traigo reloj y nunca sé que hora es. El compromiso con el tiempo me resulta molesto. Nunca sé tu cumpleaños y tus teléfonos todos empiezan con 5.

Cuando se trata de las palabras, estoy un tanto ausente. Y sin embargo, puedo sentir las gotas de lluvia rompiendo sus partículas entre mis manos; la misma transparencia en el mar hace eco en el océano: ………. esa arena fija, que tantea mi camino y llena de profundidad mis pensamientos, está inmóvil cuando el silbido del viento pasa justo a lado de mi oído izquierdo.

Diversa intrusión: todo es fotografía.

Puedo pensar que me recuerdas, porque volteo a ver la luna y ésta me sonríe con sus labios rojos y su tierna piel de mujer. Puedo sentirte en mis brazos cuando la brisa cálida acaricia su tacto de primavera (el dueño silencioso de la escucha es inmortal).

Un ligero traste de violín tiene la capacidad para hacerme llorar.

Una obra de teatro tiene don de profecía. Me puedo desnudar y te sonrojo.

Una pequeña luz de esperanza me conmueve.

Y te veo, sólo el día es fuego cuando la noche envilece.

Anuncios

Responses

  1. Me gusto mucho Ari !
    te quedo bien cool
    m late como te expresas 🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: