Posteado por: Arianna Bañuelos | octubre 13, 2010

Status-Quo: una palabra simple llena de contradicción.

Lobo estepario

En esta sociedad, en especial en esta época, se espera que la contradicción sea el menor obstáculo para vivir. De hecho, la cultura Occidental le concede a la contradicción un valor negativo: Contradicción, de acuerdo a la Real Academia Española es “la afirmación y negación que se oponen una a otra y recíprocamente se destruyen”

De acuerdo a esta definición, la contradicción por sus raíces lingüísticas, viene siendo la destrucción de dos ideas contrarias y la ruptura de dos polos que no deben y no pueden convivir juntas. O existe una, o la otra aisladamente, o las dos recíprocamente se destruyen.

No me sorprende en lo absoluto, encontrar que el concepto de locura, similar al de contradicción, parta de la misma premisa: la acción de atentar contra el status-quo. Locura significa “acción que por su carácter anómalo causa sorpresa”. Definición que en esencia, se convierte en una contradicción mayor: la humana vs la social; el camino individual vs los estándares sociales.

Si no, ¿Qué verdad interior en lo mínimo, no contradice una verdad social mayor, que históricamente ha probado ser irreverente y auto-destructiva?

Haciendo un lado esta teoría, la noción del conflicto inspirada desde la “idea Junguiana“ me hace pensar que otras sociedades consideran a la tensión polar como algo natural, y que la contradicción es vista como una debilidad Occidental. Sea ésta una imagen individual o colectiva, idealista o pura retórica, me parece acertado afirmar que la contradicción en sí, desde una posición individual (no como un espectador externo, sino como una situación vivencial) esconde un tabú conveniente, sobre el cual quisiera indagar. ¿Estaré loca por causar un poco de sorpresa social, exponiendo en realidad lo que me parece expectativa y pura confrontación?

¿Cuál de las dos, a lo sumo les causa mayor irreverencia? Me he visto atrapada entre polos opuestos de múltiples trampas sociales:

  1.  Religión y humanismo
  2. Cristianismo y Paganismo
  3. Hombre y mujer
  4.  Homosexual y Heterosexual

O mi contradicción es una conjetura vulgar.… O díganme entonces cómo empezamos a nombrar al hombre, si no es por uno o lo otro; no ambos, no todo, no nada. …

(Este es el inicio del Testamento).

Anuncios

Responses

  1. Hi,

    This is a wonderful blog! It was a very good read.

    I was wondering if you would be interested in guest blogging on my blog. It is a collection of my travels and the travels of my guests. If you scan the site you can see that now almost 100% of the posts are from guests. Lately I’ve been finding many people interested in guest posting.

    Included in your post will be a link to your website using whatever anchor text or key words you wish and a description of your site (if you choose to include one.)

    The blog (Cheapoair.typepad.com) contains hundreds of great stories from travelers who love to share their journey with the world…

    So if you are interested in being a guest, please let me know.

    Send me an Email:
    gchristodoulou(-at-)cheapoair(-dot-)com

  2. Es cierto que el dualismo es predominante en occidente (y asfixiante). Sin embargo el concepto
    “coincidentia oppositorum” es occidental, aunque poco frecuentado -quiero decir que no forma parte de la experiencia cotidiana de la gente.
    Julio Cortázar, refiriéndose a su hábito de contradecirse sin sentimiento de culpa, aconsejaba hacerlo al menos una vez al día.
    En cuanto a la locura, definirla utilizando a la sociedad como parámetro es un error. La locura, antes que nada es un padecimiento íntimo. Prefiero la definición que leí en Henri Michaux: la locura es un estado de mistificación constante en la que el enajenado se ve incesantemente superado (cito de memoria y me puedo equivocar). Aquí no hay contradicción, aunque el loco sí confronta a la sociedad.
    No creo que estés loca; sos extremadamente inteligente, que es parecido.

    • Estaba hablando de la locura en general, creo que todos tenemos un poco de locos cuando hablamos de sociedad. Voy a pensar en la definición de Michaux, no entiendo muy bien a qué se refiere con “superado”.

  3. Me parece que quiere decir que el loco es presa de ese estado de mistificación; él no lo domina sino que es el dominado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: