Posteado por: Arianna Bañuelos | agosto 27, 2011

12/12

12/12 Hyndra

El reencuentro

12/12

Aquel día regresó de nuevo a saltar las olas. La arena dibujó sonrisas en la arena y el polvo movió el aire entre sus pasos. Alguien tapó sus ojos para recordarle un sentimiento cálido de bienvenida. Alguien abrió sus ojos y de ahí salieron volando brillos que acompañaron la altitud de un aeroplano y el tejo de un niño que vio en la luna un camino trazado al final de lo invisible. Las pupilas extrañaron su hogar, una palabra que solía nombrar con tanta nostalgia y ahora reconoce en la silueta de su bondad.

 ¿Cómo se dibuja el Yo?

Podría utilizar uno de los símbolos más sugestivos: una sirena.

Las sirenas son seres originarios de la mitología griega, se distinguen por una voz musical atractiva y un físico irresistible (la historia del encuentro es un misterio). En algunas ocasiones, derrotadas por la superior habilidad de Orfeo, las sirenas se transforman en piedra y en otras versiones se arrojan al mar para morir.  Prefiero la versión de la muerte, que no es otra cosa que la búsqueda de su contrario, la vida.  Nos arrojamos como último recurso. Nos encontramos.

El atractivo de las sirenas surge de la imaginación de un Yo superdotado y a la vez un Yo atrapado en el asesinato de su víctima ¿comprendes?  Toda la energía luminosa procede a un largo siglo de obscuridad y una intensa búsqueda de anhelos. Si no, ¿Cómo llegaríamos a conocer el amor? Desenmascarar, des-informar, des-usar, des-prender nos han servido para encarar, conocer, utilizar, unificar.

La voz del Yo comprende todos los idiomas conocidos, porque del unísono se forma uno que es el centro, un objeto astronómico, una reliquia, un oráculo. Todos los hombres se han topado alguna vez con esta intriga que les persigue en sueños, entre telarañas. Ya no se trata de un Dios teológico, se trata de un miedo más profundo ¿Lo humano es tan divino?

Los sueños se van, los sueños regresan. ¿Cuál es la verdadera voz? ¿La que se ha ido, la que llama, la que vuelve? : El alma, el cuerpo, el espíritu : El pasado, el presente, el futuro…

Regresamos al mar, pero realmente, siempre estuvimos ahí. El mar es el inicio de todas las cosas visibles. Alguna vez fuera del mar, extrañamos tanto las raíces que algo muy profundo comenzó a desprenderse. Inutilizados de tantos esfuerzos y desprotegidos de un abismo llamado “soledad” es que volteamos a mirarnos. Iniciamos la historia con un cuestionamiento, nos lanzamos al vacío, sufrimos las pérdidas en el túnel sin tiempo, terminamos por encontrarnos.  

La voz de una musa me  intriga: desinat in piscem mulier formosa superne, si en pez acabase lo que una hermosa mujer ilustraba: la mirada del soñador es el recuerdo de su verdadero hogar.

Mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: